Make Us Your Puerto Rico Homepage!

Welcome to PuertoRicans.com

Bookmark and Share


Professor Manuel Hernández
Essays Collection

Email: josejosue24@gmail.com
Address: : 2012 Ernest St. Kissimmee, Florida 34741

Manuel Hernandez was born in Sleepy Hollow, New York in 1963. He completed undergraduate studies at the University of Puerto Rico, Rio Piedras Campus and finished a Master�s in Education from Herbert H. Lehman College (CUNY) in the Bronx in 1994. He has coordinated symposiums, produced and coordinated television interviews on the literature written by Puerto Rican and Latino/a writers from the Diaspora. He has done numerous presentations, workshops and seminars on how to integrate latino/a literature in the English classroom. In 2014, he participated in a TedxTalk (Connections) at Southern New Hampshire University. He is the author of three books, , Latino/a Literature in the English Classroom (Editorial Plaza Mayor, 2003), The Birth of a Rican (Imprenta Sifre. 2008) and Living the Kingdom with purpose (Imprenta Sifre, 2013). He is a Language Arts teacher at Osceola School District in Florida.
.

Puerto Rico Necesita Un Cambio de Actitudes Part 2
By Manuel Hernandez copyright@2006
mannyh32@yahoo.com


El Diccionario Caroggio de la Lengua Española define actitud como disposición de animo de algún modo manifestada. De acuerdo al mismo diccionario hay actitud benévola, pacífica, amenazadora, de una persona de un partido, de un gobierno. De cierta manera, todas esas disposiciones de animo se manifestaron en sus máximas expresiones en la recién llamada crisis en el gobierno de Puerto Rico.
La raíz de toda acción está en el querer como el hacer las cosas. Primero, hay un deseo de actuar (querer), luego surge la acción de hacer las cosas. Ahí precisamente está la base y el fundamento de todo comportamiento humano. Tampoco es menos cierto que esa base va construyendo una mentalidad que a la postre determinará nuestra actitud. Pero lo que realmente es cierto es que Puerto Rico necesita un cambio de actitud.
Cuando me refiero a Puerto Rico aquí, me refiero al cuerpo de ciudadanos que residen en la bella Isla del Cordero. Las actitudes en estas ultimas semanas en Puerto Rico no encontraron compatibilidad entre unos y otros llamados políticos y lo que es mas impactante aun es que todo lo históricamente acontecido no es mas que un espejo de un Puerto Rico que necesita un cambio de actitud. Si partimos de la premisa que el cambio a un gobierno compartido fue precisamente decidido en las urnas por los ciudadanos de Puerto Rico entonces la verdad paralela nos lleva a mirarnos en ese espejo y a la vez buscar como cambiar ese querer como el hacer para que todos cambiemos de actitud.
A lo pasado en el gobierno (ejecutivo y legislatura), los historiadores dirían que nuestra historia colonial y cultural nos dejó un elemento fatalista. Añadirían que somos una mezcla de razas y hasta la sangre que corre por nuestras venas tiene colores distintos y a su vez esto se refleja en todas las esferas del diario vivir en Puerto Rico. Los de un partido y otro señalarían al otro como mentiroso. Los religiosos apuntarían hacia la señal de los tiempos y como ya todo está escrito. Los críticos descargarían sus cañones hacia todos por igual con tal de ganar publicidad. Óyeme, Puerto Rico necesita un cambio de actitud.
De nuestra actitud depende nuestra libertad, paz, gozo y justicia y la de nuestras generaciones también. Lo que sembramos hoy cosecharemos mañana. De todo lo ocurrido, aprendimos que por mas que gritemos y protestemos si no tomamos las actitudes correctas en los momentos de necesidad podríamos perder mucho. El optimismo y saber que nuestras necesidades están suplidas es un cambio de actitud.
Si no sabemos quienes somos ni hacia donde vamos, entonces nunca cambiaremos de actitud. Hay una transición espiritual entre la criatura y el ser hijo y ahí es donde las actitudes comienzan a cambiar. El cambio no depende de ellos sino en mi. El cambio de actitud del macro de Puerto Rico depende del cambio del micro. Esto no es un juego de palabras; es una verdad. El Puerto Rico de nuestras generaciones no depende de los presidentes de los partidos políticos ni de los llamados líderes conciliares. El cambio lo va hacer tu y yo. Mis generaciones preguntarán por mi y aquellos que me precedieron dirán que tuve una actitud correcta ante la vida, las circunstancias y el medio ambiente, entonces ellos imitarán mi actitud y mi legado quedará sellado por siempre. ¿Qué legado (actitud) les dejarás a tus generaciones?