Make Us Your Puerto Rico Homepage!

Welcome to PuertoRicans.com

Bookmark and Share


Professor Manuel Hernández
Essays Collection

Email: josejosue24@gmail.com
Address: : 2012 Ernest St. Kissimmee, Florida 34741

Manuel Hernandez was born in Sleepy Hollow, New York in 1963. He completed undergraduate studies at the University of Puerto Rico, Rio Piedras Campus and finished a Master�s in Education from Herbert H. Lehman College (CUNY) in the Bronx in 1994. He has coordinated symposiums, produced and coordinated television interviews on the literature written by Puerto Rican and Latino/a writers from the Diaspora. He has done numerous presentations, workshops and seminars on how to integrate latino/a literature in the English classroom. In 2014, he participated in a TedxTalk (Connections) at Southern New Hampshire University. He is the author of three books, , Latino/a Literature in the English Classroom (Editorial Plaza Mayor, 2003), The Birth of a Rican (Imprenta Sifre. 2008) and Living the Kingdom with purpose (Imprenta Sifre, 2013). He is a Language Arts teacher at Osceola School District in Florida.
.

El Legado del Maestro
By Manuel Hernandez

Por un lado, unos a favor del candidato favorecido por la maquinaria de un partido político y por otro lado, otros a favor del candidato respaldado por la base; un panorama que nos debería llevar a reflexionar sobre nuestros más profundos valores como pueblo. Un cuadro familiar que se repite en “La Isla” cada cuatro años. Desde la explotación de la imagen de la mujer por los medios de comunicación hasta las discusiones triviales a diario en programas radiales sobre obras teatrales sin sentido son el pan nuestro en La Isla del Cordero. Esto nos ha llevado a subestimar nuestras capacidades e inteligencia. Lo cierto es que mientras unos gastan energías en despreciar valores tan honrados como la dignidad, honestidad, integridad, responsabilidad y sinceridad, las enseñanzas del Maestro siguen marcando la historia de un nuevo siglo .
La creación del Estado Libre Asociado y el desarrollo de la Universidad de Puerto Rico como primer centro docente en el Caribe fueron dos de las muchas instituciones que fueron creadas en el siglo XX. Las huellas que dejaron hombres ilustres en todos los ámbitos sociales son historia. Una historia llena de gloria pero parte de un pasado. Las demandas de nuevas generaciones con llevan un esfuerzo más alla de todas nuestras diferencias sociales, políticas y religiosas. Un pueblo que se enorgullece de sus raíces cristianas pero olvida el legado del Maestro. Hoy unos creen que la solución es uno o cual partido. Otros viven de connecciones y padrinajes. Mientras todo esto ocurre, unos claman por la Venida de Maestro. Miramos las deficiencias de nuestro vecino pero no nos fijamos que El Maestro discipuló a doce hombres con diferentes personalidades y caracteres.
En tiempos menos agradables, los pueblos se unen. Para derrotar al adversario, los norteamericanos e ingleses se unieron y olvidaron todas sus diferencias sociales, religiosas y políticas. El pueblo judío ha podido defender su territorio y vencer al enemigo por la unidad de propósito que ha existido en sus líderes. En los Estados Unidos, los puertorriqueños formamos parte de un grupo más amplio llamados latinos y/o hispanos. Los latinos han dejado sentir su presencia y han aprendido que en la unidad esta la fuerza.
Un gran amigo, maestro y apóstol me ha enseñado a romper paradigmas y a cambiar mentalidades antiguas. Para lograr cambios, todos tenemos que cambiar. En las más avanzadas y modernas tecnologías cuando algo no funciona se descarta. El Maestro clamó por la unidad de propósito y logró consolidar sus enseñanzas en los apóstoles. Enterremos nuestras diferencias y enfoquemonos en nuestras fortalezas. Pensemos en que el siglo comienza y nos queda largo camino por recorrer. Para El Maestro, mil años son como un dia. Sembremos paz, gozo y justicia para el dia de mañana. Sirvamos al prójimo y encontremonos en el legado del Maestro. Olvidemos nuestros colores y aprendamos a desarrollar nuestra estatura a la imagen de un ser humano mayor. Unemonos bajo el legado de nuestro Salvador. Para recibir al Maestro tenemos que cambiar de mentalidad. Es asi como llegaremos a lograr mayores cosas que la que El hizo y seremos partícipes de su legado.